Handfasting o Unión de manos

post_handfasting1

Si nos remontamos a los antiguos Celtas, nos encontramos con el Handfasting o unión de manos, se trataba de un “acuerdo” donde dos personas se prometían fidelidad y vivían como marido y mujer durante un año y un día. Pasado ese tiempo, podían casarse por la Iglesia renovando sus votos de por vida, volver a hacer otro acuerdo temporal por el mismo tiempo o separarse y seguir cada uno por su lado. Sí, sí, tal y como lo leéis, la pareja se compromete por un año y un día. Qué modernos los celtas, ¿verdad?.

El rito se realizaba en los exteriores, hay que tener en cuenta el amor por la naturaleza que  profesaban los celtas, los principales lugares elegidos eran bosques, rodeados de sus arboles sagrados. Durante la ceremonia se trazaba un círculo, símbolo de la eternidad,  que abarcaba a todo el grupo de la boda, era muy popular trazar este circulo con flores, piedras, ramas de árboles. El druida bendecía el círculo, se honraba a los dioses y espíritus de la naturaleza y se realizaban las diferentes ofrendas.

El rito en sí del Handfasting consistía en la unión de manos como indica la propia palabra, se ataba “literalmente” las manos de las pareja entrelazadas formando un 8 (símbolo de infinito que simboliza la unión de dos círculos que representan al Sol (masculino) y a la Luna (femenino)), mientras prometían mirándose a lo ojos como manda la tradición ser felices y vivir como marido y mujer durante un año y un día. En algunos casos se mantenían unidos durante toda la ceremonia o incluso hasta que el matrimonio se consumase. Al llegar el año y un día, la pareja dejaba de existir oficialmente, a menos que desease lo contrario.

En Escocia donde este rito fue legal hasta 1939, no se usaba una cuerda para atar las manos de la pareja sino un pedazo de tartán de la familia.

¿No os parece bonito y romántico este rito?, ¿os casaríais así? Os damos una idea, si sois amantes de la escalada, porque no utilizar esas cuerdas para el Handfasting, podemos incluir este rito en nuestra boda civil o religiosa, en la boda del Príncipe William y Kate Middleton, ahora príncipes de Gales, se hizo referencia a este antiguo y sagrado rito.


photo credit: Dean Ayres via photopin cc and BBC

Un pensamiento en “Handfasting o Unión de manos

  1. Pingback: La fuga escocesa de Laura y Damian | Bodas y novias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>